Desde sus inicios, CIFI ha mantenido una Política comprometida con la integración de la sostenibilidad en todas sus operaciones, mediante la inclusión de los factores ambientales, sociales y de gobernanza, en el proceso de inversión de proyectos de infraestructura y energía en América Latina y el Caribe. Utilizamos los estándares más altos en el sector financiero, siendo miembros activos de los Principios de Ecuador desde el año 2007, y aplicando las Normas de Desempeño de la Corporación Financiera Internacional (IFC – por sus siglas en inglés). A través de este compromiso CIFI fomenta el desarrollo sostenible en la región a la vez que minimiza los riesgos y maximiza los impactos positivos en todas sus inversiones.

En el 2018, CIFI evidencia ese compromiso con la creación del Departamento de Ambiente, Social y Gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés), como una unidad independiente de riesgos, a nivel de la gerencia superior. Este paso da lugar a la consolidación de colaboraciones con socios estratégicos en la transversalización de ESG en la entidad. Siendo uno de los más significativos, la más reciente asociación entre CIFI, responsAbility (Gestor del Global Climate Partnership Fund) y SustainAbility (asesor internacional). El objetivo de ésta es el desarrollo de una estrategia integral que nos coloque como referente en la aplicación de las mejores prácticas de inversión sostenible en el mercado regional.

Nuestra política de ESG reconoce al cambio climático como un desafío global en el que la contribución del sector privado es fundamental para lograr el equilibrio en la región; por lo que, promovemos una economía baja en carbono a través de la financiación de proyectos de energías renovables y limpias. Además, mantenemos un serio compromiso de ser un agente de progreso en los mercados emergentes de la región, promoviendo el respeto a los derechos humanos y la equidad de género, la transparencia y buena gobernanza corporativa, así como la inclusión participativa de nuestros grupos de interés.

CIFI en consonancia con su compromiso medioambiental, al trasladar su sede a Ciudad de Panamá en el año 2016, escogió la Torre MMG, un edificio construido y operado de forma sostenible, certificado LEED® Gold por el Consejo de la Construcción Verde de los Estados Unidos. Adicionalmente, mantenemos un concepto de Oficina Verde, con un sistema de eficiencia energética en todos nuestros espacios, a través de sensores de luz que permiten el uso eficiente de la energía, entre otros.